• ASISMA, ASISTENCIA DOMICILIARIA A MAYORES EN ALICANTE

    En nuestra próxima bolsanuncios de septiembre, uno de nuestros anunciantes será la empresa ASISMA, especializada en asistencia domiciliaria a domicilio tanto en Alicante ciudad como en la provincia desde unas pocas horas a las 24 horas del día.

    Su directora Rosa Valcárcel nos dedica a continuación unas sabias palabras acerca del envejecimiento.

    El proceso del envejecimiento ha adquirido en los últimos tiempos un concepto cualitativo importante. La tercera edad no debe considerarse como un nuevo estado al que se llega tras acometer nuestra misión en la vida, sino como un proceso gradual de nuestra existencia y siempre unido a ella.

    cuidado a personas mayores en Alicante

    Nuestra vida es un único trayecto que transcurre a través de distintas etapas, pero cada una es consecuencia de la anterior y todas van unidas. No obstante, a nivel social esta etapa presenta unas características diferenciales que hacen que la tercera edad se convierta no en un proceso más de nuestra vida, sino en un estado discriminatorio y a veces incómodo en nuestra sociedad. Vivimos en una sociedad que discrimina a los mayores.

    Avanzar mentalmente en esta idea es algo que compete a toda la sociedad. Saber adaptarse, progresar personalmente, buscar un equilibrio, tras una jubilación ó dentro del proceso de envejecimiento, son factores que deben formar parte de un proceso, como en su día lo fueron la adolescencia, el elegir una profesión ó decidir tener un hijo. Por supuesto, no vamos a dejar de admitir que estamos hablando de las últimas etapas de vida, pero ésta debe jugar un papel muy importante para la que debemos estar preparados. Debemos aprovechar este momento cumbre de nuestras vidas. Formar parte de una sociedad activa, mejorando nuestro nivel personal y de participación. Hay que defender nuestras necesidades y deseos. Es el momento de poner en práctica aquello que antes no se ha podido llevar a cabo por falta de tiempo, por estar demasiado agobiado con nuestras obligaciones.

    Ó, ¿preferimos seguir quejándonos, antes por las obligaciones y cargas que nos echamos encima, y después porque nosotros mismos nos consideramos una carga? La educación juega un papel muy importante en este proceso. La forma de llevarlo a cabo atañe a toda la sociedad en general, pero especialmente a la persona que está experimentando su proceso gradual de envejecimiento. En éste como en cualquier proceso la persona debe exigirse a sí mismo y ante los demás buscando su propio camino y sobre todo buscando su propia felicidad.

    UN FUTURO A SU MEDIDA

    El momento más temido por muchos es tener que decidir dejar tu casa para instalarte en una residencia de ancianos, o lo que es peor, que los demás decidan por ti. Pero, hay que admitir que llega un momento en que no haya otra solución, ó ¿quizá sí?

    asisma

    Hay que reconocer que la oferta de residencias tanto públicas como privadas es bastante estimable, y es sin duda una buena alternativa para un gran sector de la sociedad. Ahora bien, existe un gran número de mayores que no desean ni necesitan dejar sus hogares. Para muchos supone una traumática decisión el abandono de su entorno y asumir la idea de que es “ya para siempre”. Ya no se trata de una mudanza más en nuestra vida, es la definitiva, solo que en eta ocasión, no necesitamos ningún camión de mudanzas, el equipaje es demasiado pequeño.

    Si la persona mayor no desea separarse de su entorno, deshacerse de lo que forma parte de sus recuerdos, ¿Con qué medios cuenta para mantener una cierta calidad de vida cuando la edad y las fuerzas comienzan a no responder como de costumbre?

    Pera paliar estas situaciones se ha creado una nueva y vocacional figura profesional, EL ASISTENTE DOMICILIRIO. Esta persona desarrolla los servicios necesarios para cubrir esta alternativa de vida altamente gratificante.
    Nuevas empresas dedicadas a cubrir estas necesidades están surgiendo ante esta importante demanda social. Un sector que garantiza la atención a los mayores dentro de los cauces esenciales de profesionalidad y dedicación exquisita.
    El asistente acude a casa del solicitante ó cliente para proporcionarle los cuidados de carácter personal ó doméstico que la persona mayor, por imposibilidad física ó mental, no pueda acometer. Ó bien, sin necesidad de llegar a una dependencia real, proporciona una ayuda a las actividades y rutinas cotidianas que resultan algo más pesadas de realizar. Ellos se sentirán satisfechos pudiendo mantener su hogar y su vida perfectamente organizados, sin que les suponga ningún esfuerzo.

    La confianza del mayor en su cuidador/a es esencial y la entidad empresarial debe garantizar el buen desarrollo de esta relación, proporcionando la persona adecuada que se adapte a sus necesidades y personalidad. Su objetivo debe ser procurar el bienestar del mayor siempre de acuerdo a sus deseos y el derecho de éste es exigirlo.

    Cuando una persona mayor necesita ayuda, sea del grado que sea, ésta debe estar en manos de personas de total confianza y profesionalidad. Estamos hablando de una importante etapa en la vida y no hay que renunciar a la libertad de elegir como queremos vivirla. De ello depende nuestra felicidad. Todas las etapas de la vida merecen vivirse plenamente.

    Rosa Valcárcel Rodríguez
    Directora de ASISMA

    Conócenos
  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest