• Cómo organizar las prendas en una tienda

    Organizar las prendas en una tienda es una de las acciones desarrolladas en una buena estrategia de Visual Merchandising y no es tarea fácil.

    organizar las prendas

    Fuente imagen

    Os venimos hablando de la importancia de un sentido estético coherente para un comercio, que siga una línea identificativa y unitaria tanto dentro como en su parte externa. Coherencia que ha de conseguirse con escaparates abiertos como cerrados, con una buena rotación del stock o un manejo adecuado de las zonas frías y calientes del local. Todas estas premisas están íntimamente relacionadas con una buena organización de las prendas y productos, para lo que es importante dejar volar la creatividad y jugar con los elementos con los que contáis.

    Como ejemplo, los percheros son un elemento muy funcional: por sí solos transmiten una imagen más fresca y mayor dinamismo si son colgantes o movibles, y más serio si son fijos. La organización de las prendas en ellos también puede transmitir frescura, si son prendas cortas y coloridas o mayor intensidad, si son abrigos oscuros o faldas largas, por tener un par de referencias.

    organizar las prendas

    Fuente imagen

    De lo mencionado, se desprenden algunas variables fundamentales que hay que tener en cuenta: la longitud de las prendas, su color, la forma o el estampado. La web Arte en Tienda aconseja combinar distintos colores, evitar agrupar prendas de la misma forma y de estampados distintos que no acaben de cuadrar. Para la longitud propone tener como parámetro el orden que llevaríamos al desvestirnos.

    Estas técnicas ayudan a dar variedad visual en la tarea de organizar las prendas en una tienda gracias al contraste, factor clave siempre que no sea excesivo. De esta forma, el posible consumidor atisba, de un vistazo, el tipo de prendas del comercio ahorrando tiempo y energía. Facilitarle la estancia en vuestro establecimiento es premisa básica, en la que ayuda la colocación de productos a la altura de los ojos o en lugares estratégicos que los relacionen con las partes del cuerpo en las que se ubicarían.

    Estamos acostumbrados a fijar nuestra vista hacia abajo esperando calzado y alzarla, algo más, buscando complementos que se sitúen en la cabeza. Esto no significa no destacar a un nivel superior, en un display por ejemplo, un zapato estrella en torno al que colocar otros productos menos vendibles para atraer la vista, o prendas de pasadas colecciones en zonas calientes.

    Precisamente, es de vital importancia para organizar las prendas en una tienda de manera eficaz diferenciar las zonas calientes y frías del establecimiento, así como desarrollar una buena rotación del stock. Llevar un control del tallaje y del tipo de prendas más demandados también os dará la medida para adaptar vuestra respuesta, a la mayor brevedad, al consumidor y que esto incida en la reorganización de vuestros productos.

    Es importante, también, ofrecer una experiencia de compra dinámica para lo que se recomienda una variedad de producto cada 15 días o, por lo menos, la apariencia de tenerla.

    Así pues, jugar con el mobiliario, tener un sentido unitario estético para contrastar prendas y controlar cómo consume vuestro stock el consumidor hará del hecho de organizar las prendas en vuestra tienda algo muy rentable.

    Conócenos
  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest