• Claves para iluminar una tienda

    En el mundo del comercio nada puede dejarse a la improvisación. Incluso lo que parece espontáneo, ha sido previamente estudiado. Iluminar una tienda es una de las acciones que más necesita una buena estrategia, para los que os damos algunas claves.

    claves para iluminar una tienda

    Fuente imagen

    1. La iluminación de un comercio está íntimamente ligada a los valores de la firma. Los clientes asocian luces potentes, bajas, focales, frías, etc. en definitiva, su apariencia y lo que les hace sentir con lo que les transmite la marca.

    2. De esto se desprende la importancia de la iluminación en la psicología del comprador. Es una herramienta de Neuromarketing que despierta emociones, y es necesario que penséis cuáles queréis provocar al abrir vuestra tienda o al reformarla.

    3. La iluminación también forma parte de una estrategia de merchandising, en concreto, de Visual Merchandising. Los productos entran, fundamental aunque no únicamente, por los ojos y necesitan destacar, lucirse; que el comprador los vea en todo su esplendor.

    4. Acertar en el tipo y disposición de la luz significa que los clientes salgan espantados de la tienda (si es muy sombría, si ciega, si parpadea y marea…) o que se queden y compren.

    5. La iluminación, como factor estratégico de venta, comienza desde el escaparate y la fachada del local. Podéis variarla según la temporada y las promociones especiales.

    6. La luz no solo fija la vista hacia productos sino que orienta al consumidor dentro de la tienda. Señala, junto con la cartelería y de un vistazo, dónde se encuentran los mostradores, la caja, los probadores y las zonas en las que se divide el local.

    7. Es importante que la iluminación del mostrador sea cómoda y motivadora para los consumidores que van a pagar, que les refuerce en lo acertado de su compra, y cómoda para el vendedor que tiene que atender a mucha clientela en poco tiempo.

    8. La iluminación de los probadores es la más estratégica y delicada de toda la tienda. Refuerza una compra o la desaconseja totalmente, al sacar partido y potenciar los colores de las prendas o al hacer que no luzcan nada. Debe ser una luz no agresiva, cálida para que todo tipo de pieles se vean bien ya que no solo debe favorecer los productos sino también la imagen del consumidor.

    9. Es necesario que controléis el gasto en iluminación (en él se invierten casi dos terceras partes del gasto total) con sensores, luces de bajo consumo y mayor eficiencia. Sistemas como la tecnología LED y la gestión automatizada lo consiguen. Ello os ayudará a reducir la factura y las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera.

    Conócenos
  • 0 NO HAY COMENTARIOS

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest