Envío gratis en península
966 103 785

HOSTELERÍA Fundas para quesos

Bolsas para quesos

Después de pasar por un periodo mínimo de cuatro meses para curar tus quesos de más alta categoría, la mejor forma que se nos ocurre para venderlos es dentro de una quesera. Las fundas para quesos agregan el toque de calidad que estabas buscando para presentar tus productos gourmet.

Queseras de tejido grueso

Se confeccionan con un tejido poroso al tacto, al cual denominamos TST o tejido sin tejer. Esta tela permite que los alimentos se conserven de forma sostenible, pues al no dejar que pase el aire, se puede prescindir de la doble envoltura con film de plástico. Si reutilizamos siempre la quesera de tela estaremos ahorrando muchos metros innecesarios de plástico, que se trata del elemento más contaminante del planeta.

Además, el TST se puede reciclar una vez hayamos agotado todos sus usos. Por tanto, renovamos el material para crear un nuevo artículo totalmente distinto. Sin embargo, hasta que nos surja la necesidad de sustituir la bolsa por otra actual, lo más probable es que hayan pasado varios años. El tejido no tejido es muy resistente, aparte de flexible, por lo cual es difícil de rasgar.

Ya que el cliente va a poder darle tanta utilidad a su funda para quesos, lo ideal sería grabar tu logo en las dos caras principales. Entiende la quesera como un un cajón adicional en la nevera. Cuando está vacía, es sinónimo de que hay que comprar más queso para reponerlo. Entonces, cuando el consumidor vea tu nombre estampado en la bolsa, estará predispuesto a encargarlo nuevamente en tu tienda, en lugar de pedírselo a la competencia. Pónselo fácil a tu clientela y no les des tiempo a pensar en qué otro lugar pueden conseguir este delicioso manjar.

Cabe mencionar que igualmente las queseras se pueden imprimir en el lateral. Por si fuera poco, los colores de la tela se pueden cambiar al gusto. Hay miles de combinaciones posibles entre los tonos de la cremallera, el asa, los ribetes y el resto del cuerpo. Nuestra carta de tonalidades consta de 22 opciones diferentes.

Fundas redondas

Pero no solo nos vamos a limitar a guardar quesos, estas bolsas sirven también para otro tipo de productos redondeados. Por ejemplo, instrumentos: tambores, platillos, panderos, un pequeño gong de mano, etc. Como es un producto de fabricación a medida, realmente no es necesario ajustarse a los 22x10cm estándar. Podemos ampliar y reducir extensamente tanto el diámetro como la profundidad, para adaptarlo al objeto y que quede compacto dentro de la funda.

¿Se te ocurre alguna otra finalidad para las fundas de queso? Cualquier forma de círculo cabe en su interior: relojes de pared, espejos redondos que son muy frágiles, una vajilla de platos de porcelana y demás piezas que se quiebran fácilmente. Recurrir a una bolsa textil para protegerlos es una buena alternativa. Mientras tengan consistencia, no hace falta añadir el cartón de refuerzo. Aunque se trata de un complemento que puedes incluir siempre que lo requiera la delicadeza del artículo.

Hablando del proceso de fabricación, queremos mencionar que se lleva a cabo en España por completo. Así que nuestras queseras son Made in Spain. Le damos relevancia a esta característica porque de ello depende que nuestro plazo de entrega sea tan corto. De hecho, hemos reducido al máximo los tiempos para llegar a producir en tan solo 30 a 40 días laborales fundas para quesos personalizadas o anónimas. Comparándolo con los plazos de importación, que suelen rondar los 3 meses, es una mejora en la rapidez. 

Productos mostrados: 1
Ordenar por precio: Menor a mayor
Color:
Productos mostrados: 1
Ordenar por precio: Menor a mayor
Color:

Después de pasar por un periodo mínimo de cuatro meses para curar tus quesos de más alta categoría, la mejor forma que se nos ocurre para venderlos es dentro de una quesera. Las fundas para quesos agregan el toque de calidad que estabas buscando para presentar tus productos gourmet.

Queseras de tejido grueso

Se confeccionan con un tejido poroso al tacto, al cual denominamos TST o tejido sin tejer. Esta tela permite que los alimentos se conserven de forma sostenible, pues al no dejar que pase el aire, se puede prescindir de la doble envoltura con film de plástico. Si reutilizamos siempre la quesera de tela estaremos ahorrando muchos metros innecesarios de plástico, que se trata del elemento más contaminante del planeta.

Además, el TST se puede reciclar una vez hayamos agotado todos sus usos. Por tanto, renovamos el material para crear un nuevo artículo totalmente distinto. Sin embargo, hasta que nos surja la necesidad de sustituir la bolsa por otra actual, lo más probable es que hayan pasado varios años. El tejido no tejido es muy resistente, aparte de flexible, por lo cual es difícil de rasgar.

Ya que el cliente va a poder darle tanta utilidad a su funda para quesos, lo ideal sería grabar tu logo en las dos caras principales. Entiende la quesera como un un cajón adicional en la nevera. Cuando está vacía, es sinónimo de que hay que comprar más queso para reponerlo. Entonces, cuando el consumidor vea tu nombre estampado en la bolsa, estará predispuesto a encargarlo nuevamente en tu tienda, en lugar de pedírselo a la competencia. Pónselo fácil a tu clientela y no les des tiempo a pensar en qué otro lugar pueden conseguir este delicioso manjar.

Cabe mencionar que igualmente las queseras se pueden imprimir en el lateral. Por si fuera poco, los colores de la tela se pueden cambiar al gusto. Hay miles de combinaciones posibles entre los tonos de la cremallera, el asa, los ribetes y el resto del cuerpo. Nuestra carta de tonalidades consta de 22 opciones diferentes.

Fundas redondas

Pero no solo nos vamos a limitar a guardar quesos, estas bolsas sirven también para otro tipo de productos redondeados. Por ejemplo, instrumentos: tambores, platillos, panderos, un pequeño gong de mano, etc. Como es un producto de fabricación a medida, realmente no es necesario ajustarse a los 22x10cm estándar. Podemos ampliar y reducir extensamente tanto el diámetro como la profundidad, para adaptarlo al objeto y que quede compacto dentro de la funda.

¿Se te ocurre alguna otra finalidad para las fundas de queso? Cualquier forma de círculo cabe en su interior: relojes de pared, espejos redondos que son muy frágiles, una vajilla de platos de porcelana y demás piezas que se quiebran fácilmente. Recurrir a una bolsa textil para protegerlos es una buena alternativa. Mientras tengan consistencia, no hace falta añadir el cartón de refuerzo. Aunque se trata de un complemento que puedes incluir siempre que lo requiera la delicadeza del artículo.

Hablando del proceso de fabricación, queremos mencionar que se lleva a cabo en España por completo. Así que nuestras queseras son Made in Spain. Le damos relevancia a esta característica porque de ello depende que nuestro plazo de entrega sea tan corto. De hecho, hemos reducido al máximo los tiempos para llegar a producir en tan solo 30 a 40 días laborales fundas para quesos personalizadas o anónimas. Comparándolo con los plazos de importación, que suelen rondar los 3 meses, es una mejora en la rapidez. 

¿No encuentras lo que buscas? También confeccionamos a medida. Cuéntanos qué necesitas y te enviamos un presupuesto personalizado.

Algunas de las firmas que confían en nosotros

Logo Humana
Logo Victorio y Lucchino
Logo Valencia Basket Club
Logo Gallina Blanca
Logo Kiko
Logo Trip Advisor
Logo Metro Madrid
Logo Zafiro Tours
Logo Tous
Logo Suavinex
Logo Planeta Huerto
Logo Pablo Garrigós
Logo Opticalia
Logo Leyre Valiente
Logo Iveco
Logo Educo
Dr Franklin
Logo Conguitos
Logo Century 21
Logo Biomenú
Logo awwwards
Logo Hoteles Barceló
Logo Charlas tedx
Logo Staedtler
Logo Sixt
Logo Renault
Logo Red Piso
Logo Goldcar
Logo Lexus
Logotipo ASM
¿Te ayudamos?

Podemos responder vuestras dudas de 8h a 20h (L-V)

Fuera de este horario, siempre podréis contactarnos por Whatsapp en el: 649 76 73 12.