• Los tiempos muertos de las tiendas, cómo aprovecharlos.

    Pedro Reig es un consultor centrado en el sector comercial donde ayuda a pequeñas y medianas pymes a mejorar en su cálidad de venta, aportando soluciones a problemas comunes y enseñando ideas para mejorar. De ahí que nos haya gustado mucho una de sus entradas en su blog donde habla de los tiempos muertos de las tiendas. Y es que queramos o no, siempre habrá algún momento en el que la tienda quede vacía y no entren los clientes, es ahí donde debemos de ponernos en acción.

    los tiempos muertos de las tiendas

    Pasamos mucho tiempo pensando en cómo organizar el stock, como comprar de manera óptima a los proveedores, en cursos de atención al cliente, en cómo decorar el escaparate para seducir a la clientela…Pero no nos paramos en pensar en actividades cuando tengamos tiempo muerto, que puede llegar a ser mucho, si lo sumamos en conjunto. Además en estos tiempos de crisis debemos de posicionarnos desde una visión activa y positiva y no victimista, porque eso no ayudará en nada a que entren clientes. Debemos de aprender a gestionar ese tiempo que se presenta para optimizar nuestras ventas y en definitiva asegurar el éxito de nuestra tienda.

    Pero cuando nos paramos a pensar en qué hacer, la mayoría de las veces nos quedamos en blanco y no sabemos cómo gestionar ese tiempo, ahí es cuando los consejos de Pedro Reig entran en juego. En esos tiempos muertos de las tiendas podemos decidir dos cosas, o emplear ese tiempo ordenando estanterías, repasando pedidos, anotando quejas, mejoras y sugerencias de los clientes, gestionar la página de facebook u otra red social, o por el contrario matar ese tiempo literalmente saliendo a fumar, hablando con el vecino o tomándose un café en el bar de al lado, de vez en cuando esto último está bien, pero no como norma general siempre que no haya clientes . La decisión es sencilla, aprovechar, porque como el tiempo es oro, debemos de exprimir cada minuto.

    En primer lugar, dice Pablo Reig, hay que determinar tareas a realizar cuando estemos sin clientes como por ejemplo ordenar y repasar las entanterías para comprobar que está todo repuesto y no nos falta ningún artículo, podemos gestionar las devoluciones y pedidos, y siempre serán actividades que podrán ser interrumpidas por la llegada de un cliente, que además nos verá activos y no en el mostrador con cara de aburrimiento, seremos unos vendedores muchos más atractivos.  Así podemos crear una larga lista que además podremos transformar en objetivos semanales que optimizarán nuestro tiempo. Repasar el diseño del escaparate que habrá que cambiar mínimo una vez a la semana, tener una mente curiosa indagando y descubriendo nuevos proveedores, estudiando y conociendo nuevas redes sociales, cambiar el sistema informático por uno más óptimo que nos ayude a analizar y sacar informes de ventas por categorías y no por familias…Y así un son fin de tareas que nos ayudarán a gestionar mejor nuestro preciado tiempo.

    Nos sentiremos bien con nosotros mismos haciendo lo correcto, nos mantendremos ocupados, la mente estará ágil y receptiva a la hora de que entre un cliente, seremos el vivo ejemplo de la profesionalidad y la productividad, aumentando nuestra competencia con el resto. Pero algo queda claro de todo esto y que es necesario en estos tiempos, porque gestionando de este modo nuestro tiempo, definitivamente marcaremos la diferencia.

    Conócenos
  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

< script type="text/javascript"> /* window.$zopim||(function(d,s){var z=$zopim=function(c){z._.push(c)},$=z.s= d.createElement(s),e=d.getElementsByTagName(s)[0];z.set=function(o){z.set. _.push(o)};z._=[];z.set._=[];$.async=!0;$.setAttribute('charset','utf-8'); $.src='//v2.zopim.com/?Rr0kIqf2EijIebttWXgWVfhJQO79Ok1d';z.t=+new Date;$. type='text/javascript';e.parentNode.insertBefore($,e)})(document,'script'); */