• Ventajas del pequeño negocio

    Sabemos lo duro, y más en estos tiempos, que es montar un negocio, pero también conocemos los gratificante que es cuando vemos nuestro esfuerzo recompensado. Ver nuestra empresa crecer es algo con lo que todos soñamos, pero crecer y crecer a veces lleva a desventajas, os contamos el por qué de las ventajas del pequeño negocio.

    1. Con las startups es mucho más fácil crear nuevas maneras de innovar y además el proceso es mucho más rápido que con las grandes empresas, esto es debido a la gran oportunidad que es ser pequeño ya que podemos meternos en esas zonas que las grandes empresas no llegan a abarcar. «Ser grande no siempre es mejor», es la frase de un importante empresario que inició su proyecto con un avión de segunda mano. Debes de quitarte de la cabeza la idea de que por ser más grande se es mejor y se tiene más éxito, porque la realidad es que la mayoría de las grandes compañías envidian a las pequeñas por su agilidad y flexibilidad a la hora de crear nuevos formas de mercado. Para aprovechar los beneficios de ser pequeño, atento a las ventajas del pequeño negocio.

    2. Algo primordial y muy característico de las pequeñas empresas es la aceptación de un posible fracaso. Algo que a todos nos puede pasar y que pasa cada día. Pero un fracaso significa un aprendizaje y por tanto un perfeccionamiento de todo el recorrido que elaboramos durante la construcción y perdurabilidad de nuestro negocio. Debemos de asumir la toma de riesgos y crear nuevas estrategias para atraer al mayor número de clientes. Crear y experimentar nuevos conceptos, estrategias de marketing, en definitiva hacer honor a nuestro siglo XXI destacado por sus avances tecnológicos y cambios sociales.

    3. Cuando tenemos nuestra empresa no debemos de quedarnos en el pasado y atarnos de pies y manos a las antiguas leyes de mercado. Los tiempos cambian y debemos cambiar con ellos. Por eso las startups al tener menos dinero que perder, pueden arriesgar e innovar más que las grandes empresas. Abrirnos a las nuevas generaciones que aportan apertura y creatividad es una gran baza para el éxito, impulsando la confianza y la flexibilidad de probar nuevas cosas.

    4. Otra de las ventajas del pequeño negocio es la cercanía con el equipo. Al tener empleados que están desde los inicios de la empresa, creando los cimientos, están mucho más motivados y son de verdad parte del éxito y crecimiento desde el principio. Además hay mucha más cercanía con el director, favoreciendo una relación sana y cercana para beneficio de la empresa. Con todo esto, el crecimiento es mucho más rápido que las grandes compañías, adaptándose más fácilmente a las necesidades de los nuevos mercados.

    5.Al ser una empresa pequeña, el contacto con los clientes es mucho más personalizado, creando una relación cercana donde conocemos las necesidades y quizás las cosas a cambiar de manera más rápida. De esta manera generarás un  marketing personalizado, donde con la ayuda de las redes sociales podrás convertir a tus tus followers en tus nuevos clientes

    Conócenos
  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest