• Los códigos qr en los comercios

    Desde su invención en el año 94 por la empresa especializada en la fabricación de componentes de automoción Denso-Wave, hemos ido familiarizándonos con ellos. Los smartphones han sido los culpables de que el uso del código QR en los comercios haya sido posible y de ellos os hablamos.

    qr en los comerciosFuente imagen

    Es un sistema que contiene gran cantidad de información en una superficie menor que la de los códigos de barras típicos. Esto le confiere un mejor aprovechamiento de la superficie en la que va adherido y la posibilidad de ampliar la cantidad de información sobre un producto por parte de un comerciante. La posibilidad de la rápida actualización de esa información desde la plataforma que los gestiona, en función de la respuesta del consumidor, es otra de sus ventajas.

    El uso del código QR en los comercios se ha ido generalizando en productos (algunos básicos como ciertas marcas de leche), en tarjetas de visita, soportes publicitarios o promociones en prensa, asociado a campañas concretas de publicidad. Esto ha sido posible por la generalización del smartphone que, a través de una aplicación, lee este código que amplía, sustancialmente, la información de un producto, al tiempo que puede permitir conocer la empresa en sí misma.

    Es una herramienta de fácil manejo que dota de gran información. Precisamente por ello, Guillermo y Álvaro Peña han lanzado un dispositivo que permite a los consumidores disfrutar de descuentos y la participación en sorteos siempre que lean el código QR del producto y lo compartan en sus redes sociales. Social Codes se basa en una premisa sencilla sobre la que invitan a todo comercio a reflexionar: “¿quiénes mejor que tus propios consumidores para hacer la publicidad?” Justamente, uno de los usos del código QR para retailers y que éstos llevan a la práctica es enlazar con una red social, según el II Estudio sobre el uso de códigos QR en empresas españolas, publicado por Selenus en 2013.

    Este dispositivo bidimensional ha protagonizado sonadas campañas en Corea del Sur. Por una parte, la cadena de supermercados Tesco aprovechó la poca presencia física de los coreanos en estas superficies para atraerlos con los códigos QR colocados en unos escaparates en el metro. Mientras lo esperaban podían hacer la compra a través de sus smartphones gracias a las lecturas de los códigos.

    Por otra parte, la campaña Sunny Sale buscaba incrementar las ventas en los supermercados Emart que descendían a la hora de la comida ¿Cómo? De 12 a 13h, un código QR instalado fuera del establecimiento y que permanecía en sombra el resto del día se activaba con la luz solar que recibía durante esa hora. Los coreanos que disfrutaban de una experiencia de compra diferente podían escanear, entonces, el código, acceder a la web con ofertas, descuentos y cupones especiales para realizar, así, sus compras que les serían llevadas a casa.

    Está visto que el ingenio tecnológico se pone al alcance del retailer que lo implementa para hacer crecer sus ventas.

    Conócenos
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

< script type="text/javascript"> /* window.$zopim||(function(d,s){var z=$zopim=function(c){z._.push(c)},$=z.s= d.createElement(s),e=d.getElementsByTagName(s)[0];z.set=function(o){z.set. _.push(o)};z._=[];z.set._=[];$.async=!0;$.setAttribute('charset','utf-8'); $.src='//v2.zopim.com/?Rr0kIqf2EijIebttWXgWVfhJQO79Ok1d';z.t=+new Date;$. type='text/javascript';e.parentNode.insertBefore($,e)})(document,'script'); */