• El escaparate que habla y cuenta historias

    La innovación tecnológica aplicada al retail es una de las mejores bazas con la que los comerciantes cuentan. Hoy, os hablamos de como implementarla en un escaparate que habla y cuenta historias.

    Escaparate que habla

    La compañía de creatividad tecnológica Knit diseñó, hace unos meses, un escaparate interactivo para la firma de denim Hiut, que colocó en la tienda londinense Rivet and Hide donde se comercializan. Se trataba de un display que contenía pequeños iconos que al ser tocados por los viandantes revelaban información sobre la marca y sus productos. Parece magia pero no lo es, es tecnología aplicada al desarrollo comercial.

    Cada icono pegado al cristal contenía unas tintas especiales llamadas conductivas que hacían llegar señales eléctricas (una vez era tocada cada imagen) hasta unos dispositivos electrónicos, colocados en los pantalones que decoraban el escaparate. De esta manera, comenzaban a reproducirse archivos de audio con la historia tanto de la marca como de sus productos para acercarlos al público. Previamente, la atención de éste había sido llamada con un audio que sonaba en el momento en que los dispositivos electrónicos percibían personas cercanas al escaparate. De esta forma, los viandantes, fascinados por esta innovación tecnológica y porque les contaran una historia, estaban más predispuestos a entrar y a comprar.

    El número 5 de Windmill Street se convirtió en un escaparate interactivo que cobraba vida gracias al acto de relatar. Ya Meryl Streep en Memorias de África ponía de manifiesto el gran poder que ejerce, sobre las personas, contar historias cuando deleitaba a sus invitados con ellas. Resultaban embelesados, fascinados y conmovidos. Éste mismo poder es el que tiene la herramienta del storytelling para cualquier firma comercial en la actualidad: llegar al oyente y crear un vínculo con él a través de las emociones que experimenta. La experiencia de compra, al llegar de esa manera, se convierte en inmejorable, lo que supondrá que el comprador vuelva. Es una herramienta muy valiosa, por tanto, para la fidelización, para que el consumidor no solo sea comprador sino, también, seguidor de la marca.

    Los escaparates, en general, y los interactivos, en particular, son una fuente inagotable de atracción y divertimento para los transeúntes, como los escaparates vivientes, de los que ya os hemos hablado en este blog.

    Conócenos
  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest