• La historia de los restaurantes

    Muchos de los que iniciáis la aventura de emprender, lo hacéis con un restaurante, o mucho ya lleváis años con él, pero ¿conocéis la historia de los restaurantes?. Hoy os desvelamos los inicios de todo un templo de la buena comida.

    la historia de los restaurantes

    Nunca nos hemos parado a pensar en su nombre, «restaurante», pero si hablamos del «restaurador» o «restauración» nos quedamos pensativos al darnos cuenta de que se usa lo mismo para arreglar objetos ¿entonces, de dónde viene esa palabra?

    Escuchando el programa de RNE «No es un día cualquiera» , pudimos saber un poco más sobre la historia de los restaurante. El verbo restaurar se utilizó para las primeras casas de comidas durante la famosa y sangrienta revolución francesa, donde un (ahora famoso Boulanger), utilizando una cita de evangelio San Mateo, puso en el letrero de su establecimiento a modo de eslogan: » Venid a mi todos los que tenéis el estómago debilitado, y yo os lo restauraré».

    El Monsieur Boulanger, fue el primero en servir elaborados platos acompañados de vino, y gustó tanto ese eslogan en París que la gente empezó a decir «voy a ir a que me restauren el estómago».

    Pero en la historia del restaurante hay más ejemplos como este, alrededor de la década de 1760, creciendo el número de parisinos de clase media, desarrollaron una nueva pasión por los caldos y sopas saludables, unos platos reconstituyentes, restauradores, que recibieron el nombre de restaurants.

    La revolution francesa impulsó  los restaurantes ya que fueron grandes oportunidades para aquellos jefes de cocina desempleados procedentes de las cocinas aristocráticas y aprovecharon para llenar sus bodegas de grandes vinos tras la huida de los nobles. En 1790 funcionaban ya 50 restaurantes, pero en la historia del restaurante, su verdadero empujón fue después de 1800 cuando Napoleón proclamó «libertad de placer». Beber, comer y disfrutar era un deber del buen ciudadano francés y se abrieron numerosos restaurantes.

    Entonces comenzó la competición para ver que restaurantes atraían al mayor número de clientes y empezaron con espectáculos en vivo, ostentosos materiales de decoración como el mármol y poco a poco los templos de la gastronomía se convirtieron en toda una atracción.

    Ya sabes, si llevas un restaurante, ahora podrás deleitar a tus clientes con la historia de los restaurantes porque es realmente interesante y abre el apetito para que pidan otro plato y más vino :)

    Conócenos
  • 2 COMENTARIOS

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest