• La elección del maniquí

    Cuando iniciamos nuestros primeros pasos en el mundo del comercio textil, algo por lo que muchas tiendas pasan por alto y no deberían es en la elección de sus maniquíes, ya que resultan ser claves para nuestra tienda. Existen innumerables modelos de maniquíes y estos hablaran por nosotros a la hora de transmitir al cliente qué queremos mostrar.

    maniquies modernos

     Fuente

    Dependerá del tipo de artículos que vendamos, elegiremos un modelo de maniquí u otro. Si nuestra tienda es de moda juvenil, aconsejan utilizar maniquíes con cabeza, que aunque sean más complicados de vestir, ya que son más altos y de estructura más complicada, resultan más completos a la hora de poder llamar la atención a los transeúntes. Pelucas, sombreros, plumas, gafas, bigotes, bufandas, en definitiva complementos divertidos que atraerán al público joven. Existe la opción de colocar los maniquíes en posiciones reales como sentados tomando un refresco, incluyendo unos bocadillos que colgarán del techo con alguna frase. Este tipo de escaparate se ve mucho en Londres, donde el choque visual es una de las bazas más recorridas.

    maniquies con cabeza

     Fuente

    Si nuestra tienda está destinada a un público más adulto, o vendemos artículos como joyería, bolsos, zapatos, pañuelos, objetos de regalo, decoración, son perfectos los maniquíes sin cabeza, ni brazos y como soporte una barra de madera que sujetará toda la estructura. Estilo el perfume más famoso de Jean Paul Gaultier, el busto es un maniquí muy estético que denota exclusividad y elegancia. Podemos pintar los bustos de diferentes maneras, o forrarlos de telas, de esta manera quedarán muy decorativos además de dar un toque muy vintage.

    maniquí vintage

    Fuente

    Este tipo de maniquíes, claves para nuestra tienda, son atemporales y sirven para todo tipo de muestrario. Al elegirlos de madera, estaremos transmitiendo calidez, hogar, sostenibilidad, casi como entrar en el dressing de una estrella de los años 20. Los podemos vestir, decorar, incluirles collares, bolsos, todo tipo de complementos. Y si vendemos zapatos, al lado del expositor donde tengamos los zapatos, incluiremos uno de estos maniquíes que mostrará otro tipo de complemento y quedará perfecto para la venta complementaria. Como os hemos contado en anteriores posts, lo ideal para colocar los zapatos es usando antiguas cajoneras o cajas de madera a modo de estantería, o reciclar una antigua cómoda y dejar abiertos los cajones desde donde saldrán los zapatos. Un lugar secreto donde los clientes no podrán resistirse a buscar.

    Conócenos
  • 0 NO HAY COMENTARIOS

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest