• Claves para atraer a un personal shopper a tu tienda

    Personal Shopper significa, literalmente, “Comprador Personal”. Este es un concepto que sugiere más de lo que parece pues todo comprador es personal, todo comprador escoge productos y objetos para alguien, normalmente, para sí mismo pero esto hace tiempo que ha cambiado. Un “Comprador Personal” o Personal Shopper es un profesional que asesora y adquiere bienes para su cliente, en distintos ámbitos aunque el más generalizado sea el de la moda.

    Pero, desde la aparición de esta profesión en La Gran Manzana, el Personal Shopper aporta una característica de gran valía no sólo para su cliente sino, también, para los comercios a los que acude: es una figura que tiene peso sobre otros consumidores, tiene influencia. Por este motivo, vosotros, como representantes de tiendas, os interesa atraerlo ya que detrás de un Personal Shopper siempre hay, al menos, un posible cliente que luego comenta con otros su buena experiencia de compra. Para ello y para que intereséis a este tipo de figura podéis elaborar un sencillo Plan Estratégico basado en algunas acciones.

    personal shopper

    1. Ofrecer las últimas novedades en el mercado, novedades que avanzaréis sólo para el Personal Shopper y su cliente, con piezas exclusivas que no puedan encontrar de otro modo es una de las principales acciones. Esto los hará sentir valorados gracias a ese trato personalizado.

    2. Para que la compra sea precisamente un momento único, podéis agasajar al Personal Shopper y a su cliente con detalles como invitarle a alguna consumición (como se hace en peluquerías y tiendas de novia), un café y zumo o un pequeño catering, aparte de darle una pequeña muestra, gratuita, de alguno de vuestros productos estrella.

    3. Otra de las claves sería disponer de vuestro espacio como un auténtico showroom en el que, incluso, tanto el cliente como Personal Shopper pudieran llevarse alguno de vuestros productos para comprobar su calidad y convencerse, así, de que es lo que buscaban.

    4. Esto puede aderezarse con visitas sólo para ellos, combinando el horario comercial con horarios especiales.

    Aprovechar el espacio fuera del típico horario, para actividades diversas, es algo que cada vez más pequeñas tiendas van aprovechando, como pueda ser Vino & Compañía (Plaza de Olavide, 5, Madrid) que organiza sus catas de vino, cerveza o ginebras a partir de las 21h. También, para hacer más especial esas visitas podéis decorar la tienda y el escaparate de manera aún más especial, personalizada, como organizó la vinoteca durante una de sus promociones.

    5. Una de las claves es la combinación de personalización con exclusividad, para ello y para crear una experiencia más enriquecedora, vuestro comercio podría desarrollar un tipo de club en el que tengan cabida potenciales clientes y sus Personal Shoppers, con el fin de intercambiar las experiencias en vuestro comercio, aportaros un feed-back más enriquecedor, al tiempo que se sientan partícipes de un grupo con las mismas inquietudes y gustos.

    Y, cuando hablamos de exclusividad no nos referimos a que, obligatoriamente sólo el Personal Shopper se vea atraído por productos caros, fuera de los bolsillos del consumidor medio y de vuestra oferta de productos, sino a que los productos sobre los que ellos asesoran son de utilidad exclusiva hacia ese cliente. “No es un servicio de lujo. La idea es que seamos un mecanismo de ahorro: el cliente solo compra aquella prenda a la que realmente va a sacar provecho” explicaba, sobre su labor, la Personal Shopper, estilista y escaparatista Rocío Filpo, durante la segunda Master Class dentro de La Semana de la Moda 2.0 celebrada en Málaga, el pasado septiembre.

    6. Tarjetas de fidelización con puntos regalo, acciones de mailing con ofertas y productos especiales e, incluso, especializados según el perfil específico tanto del Personal Shopper como del cliente y, por supuesto, el envío del catálogo con las novedades para que vuestro comercio no caiga en el olvido. Tenéis que aprovechar los medios sociales a vuestra disposición para subir esas experiencias a la red, como hace la revista Elle que organiza experiencias Personal Shopper asociadas a concursos y diferentes marcas.

     7. Recursos, personalización, uso de las herramientas sociales de Internet y la mente abierta para que podáis crear una auténtica experiencia de compra y ser un punto de referencia para un Personal Shopper.
    Conócenos
  • 0 NO HAY COMENTARIOS

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest