• La convivencia de las tiendas offline y online

    ¿Cuántas veces hemos dicho “me voy a ver tiendas a ver si me distraigo”? ¿En cuántas ocasiones hemos entrado en un comercio con una vaga idea de lo que necesitábamos y nos han orientado? Éstos son algunos de los puntos fuertes que pueden contribuir a perpetuar la especie, la de las tiendas offline, en un entorno online creciente. Por eso el tema de hoy a tratar es la convivencia de las tiendas offline y online.

    convivencia-de-las-tiendas-offline-y-online

    Aumenta la importancia que las tiendas online están experimentando con actividades especiales como el Cyber Monday (este año el lunes 2 de diciembre) que elevan, considerablemente, las ventas de un comercio y son grandes aliadas de las tiendas offline. Pero en Bolsalea creemos en la labor imprescindible del comercio físico en un marco en el que ambos modelos pueden convivir.

    Como seres sociales nos gusta adquirir productos en un entorno no siempre a un click, un entorno más cálido en el que encontramos a otros consumidores que también buscan. El ver a otros realizando una acción nos da un empujoncito, una de las claves del comerciante de tienda física. En ésta podemos ver directamente el producto, tocarlo, degustarlo, incluso, o probarlo para tener una idea más exacta de cómo nos quedaría, una gran ventaja frente a las tiendas online.

    El comerciante de tienda física puede orientarnos sobre una compra de la que no estamos seguros, un producto que no estamos convencidos de que sea la mejor elección u otras posibilidades en las que no habíamos pensado. La orientación y ese savoir faire del dependiente son algo que nunca pasará de moda, inherente e imprescindible para una experiencia de compra inolvidable. Algo importante para fidelizar. La tienda física, si está bien planteada, logra que una persona pueda sentirse integrada, participante de un grupo o comunidad cuando la pisa, algo que aumenta si es cliente habitual. Ese sentimiento de pertenencia es clave.

    Una buena estrategia comercial es combinar las utilidades y fortalezas de las tiendas online y offline para enriquecer un entorno comercial de mayor competencia. ¿Por qué restar cuando se puede sumar?

    Fuente imagen: freepik.es

    Conócenos
  • 2 COMENTARIOS

    1. Muy acertado, la verdad es que prefiero el contacto directo en la pequeña tienda. jm.

    2. Yo prefiero una tienda física para ciertos productos, aunque hay productos que si no necesitan ser vistos o comparados es mejor online.

      Por eso veo bueno la combinación de ambas.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest