• Moda sostenible, justa y ética

    El término slow fashion nombra a un nuevo movimiento que pretende revolucionar la forma de producir en la industria textil. Los hábitos de consumo de la sociedad también van ligados a esto. Denominamos diseño o moda sostenible a la ropa que es fabricada bajo unos valores éticos y ecológicos. En este post vamos a resolver tus dudas para que te sea más sencillo diferenciar una prenda de estas características frente a la producción masiva habitual en estos días donde las tendencias varían constantemente.

    industria textil contaminacion

    Fast vs Slow Fashion

    ¿Consumir a la velocidad de la moda vertiginosa o hacer compras con conciencia y responsabilidad medioambiental? Las marcas de low cost tratan de meterte en el círculo vicioso que significa la primera situación. Siempre a la última, siempre con estilo. Cambiando la manera característica de vestir de tu personalidad al ritmo de los gustos generales predominantes en cada temporada. ¿Cuánto cambiaría nuestra vida si optamos por reducir las marchas? Lo importante es que esa transformación trae consigo un impacto global. Escogiendo la ropa ecológica en lugar de la versión sacada de una producción precipitada, hacemos un favor al medio ambiente. A la misma vez que renegamos de un modelo de trabajo basado en las jornadas interminables a cambio de un salario escaso e insuficiente.

    Dejemos de cegar nuestra visión. Bien es sabido que este tipo de esclavitud moderna ocurre en varios países del continente asiático, la casa por excelencia de la industria textil. En vez de darle la espalda a la realidad y continuar en el cómodo ciclo de comprar en grandes cadenas a precios asequibles, pensemos por el beneficio común frente al personal. Hagamos una evolución.

    Huella ambiental de una empresa

    ¿Es lo mismo huella ambiental que huella ecológica? Vamos a aclararlo. Las cuestiones ambientales engloban muchos más aspectos que los ecológicos. Se refiere tanto al cambio climático, como a la destrucción de la capa de ozono y la acidificación del planeta. En total se refiere a unos 15 aspectos diferentes. Mientras que la huella ecológica mide el impacto que la humanidad tiene sobre la óptima conservación de la Tierra.

    marcas de moda sostenible

    Existe además la huella de carbono, muy relacionada a su vez con el entorno laboral. Este medidor se refiere a los gases de efecto invernadero que han sido emitidos tanto de forma directa como indirecta. Una vez calculada, se pueden implementar medidas para disminuirla. Incluso hasta llegar al objetivo de obtener alguna certificación de calidad ISO, que es una normativa reconocida a nivel internacional.

    Cómo podemos reducir nuestra huella ecológica

    Tal y como acabamos de mencionar, lo principal es averiguar cuáles son las fuentes que emiten el CO2 relacionado con nuestros productos o eventos empresariales. Un buen objetivo, tras descubrir esta cifra, sería alcanzar el estado denominado “neutro en carbono”. Se consigue compensando la cantidad que nos haya sido imposible eliminar a cambio de una aportación económica, de carácter voluntario, a proyectos que se encargan de absorberlo en un porcentaje equivalente.

    Por supuesto, menguar la utilización de combustibles o proveerse con fuentes de energía renovable, son otras opciones interesantes para volverse una empresa de color verde. Formar a tus empleados en materia de medio ambiente también es un cambio eficaz. Puesto que en este post nos hemos centrado en la industria textil, recomendamos a las marcas confeccionar las prendas con telas orgánicas. En otro artículo del blog dimos un repaso a los materiales ecológicos aptos para vender moda sostenible, que es un dato fundamental antes de diseñar la colección de una temporada.

    Ropa biodegradable

    El otro día llegó a nuestros oídos la noticia de que una start-up con central en Londres ha conseguido crear una camiseta que es biodegradable y solo tarda un transcurso de 12 semanas en volverse abono de plantas. Se llama VolleBak y ya cuenta con lista de espera para hacerse con una de ellas. ¿Cómo han logrado revolucionar tanto un tejido? Incorporando algas, que además son el elemento que proporciona un bonito color verde a las camisetas.

    Ropa sostenible
    Fuente

    Los veganos pueden llevar esta plant based t-shirt con estilo. Para que se convierta en abono hay que enterrarla en el suelo y dejar que surja el fenómeno del compost de manera natural. Sobra decir que únicamente hay que recurrir a ello cuando ya no nos valga o se haya roto. Desde luego, es un método muy limpio e incluso más fácil de realizar que el reciclaje tradicional al cual estamos acostumbramos.

    Conócenos
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

< script type="text/javascript"> /* window.$zopim||(function(d,s){var z=$zopim=function(c){z._.push(c)},$=z.s= d.createElement(s),e=d.getElementsByTagName(s)[0];z.set=function(o){z.set. _.push(o)};z._=[];z.set._=[];$.async=!0;$.setAttribute('charset','utf-8'); $.src='//v2.zopim.com/?Rr0kIqf2EijIebttWXgWVfhJQO79Ok1d';z.t=+new Date;$. type='text/javascript';e.parentNode.insertBefore($,e)})(document,'script'); */