• La disposición de los productos en la tienda

    Una estratégica disposición de los productos en un comercio supone una mejora de la experiencia de compra para el consumidor y, consecuentemente, un aumento de las ganancias. Para ello, es preciso replantearse cuáles son las herramientas con las que contáis y sacarles un mayor provecho, si cabe.

    disposicion de los productos

    Fuente imagen

    Cuando hablamos de herramientas nos referimos a recursos al alcance de cualquier comercio: su espacio y el mobiliario. Ambas son dos variables directamente relacionadas con la disposición de los productos en la tienda. Esa distribución no será la misma si vuestro establecimiento es rectangular o cuadrado o, si por el contrario, está inundado de zonas angulares y recovecos. Su tamaño también es clave.

    Un espacio menos diáfano precisa de una disposición de los productos más a la vista, si cabe, para evitar que el posible consumidor no tenga que hacer un esfuerzo buscando lo que quiere o no viendo lo no buscado que sí puede interesarle. Columnas, expositores o góndolas ayudan a la atractiva distribución de los productos que tienen, también, una consideración importante: los de alta rotación y gran consumo son colocados en las zonas frías (por ejemplo, al fondo) y los de menor demanda aparecen en las zonas calientes de mucho tránsito (por ejemplo, la entrada).

    La disposición de los productos ha de facilitar la experiencia de compra y esto pasa porque estén colocados a una altura asequible, como a la de manos u ojos. Las vitrinas son útiles para destacar materias pero es importante tener en cuenta que conllevan una barrera que se interpone entre producto y consumidor.

    La venta por impulso es una táctica potenciada por una colocación adecuada de producto según la sensación que quiera transmitirse, como apunta la web El Mundo del Marketing con Marta y que destaca diferentes disposiciones de productos en función de la geometría:

    • Líneas verticales: transmiten altura y equilibrio.
    • Líneas horizontales: aportan descanso, serenidad y anchura al visitante.
    • Líneas diagonales: dirigen la vista del espectador hacia un determinado punto con una vertiente dinámica.
    • Líneas curvas: ofrecen una imagen de mayor volumen.
    disposicion de los productos

    Fuente imagen

    La distribución de productos por áreas temáticas, como por ejemplo por usos, ayuda al visitante facilitándole la experiencia de compra ya que nuestra mente categoriza para ahorrar tiempo y energía. Esto indica lo imprescindible que es para el comerciante conocer las necesidades y costumbres de los consumidores.

    Espacios limpios, estanterías no interminables, distribución coherente y diáfana de los productos ayudan a su adquisición, aunque también hay colocaciones que no gustan tanto, según publica el portal Marketing Directo Artículos como pañales, bolsas de basura, mayonesa y los que poseen fecha de caducidad muy corta tienen más tendencia a provocar una respuesta negativa del consumidor. Así, su colocación tiene que cuidarse para reducir el “efecto contagio” a otros.

    Conócenos
  • 2 COMENTARIOS

    1. ¡Buenas noches!.Me gustaría dar un enorme aprobado por interesante información que tenemos aquí en este blog . Voy a volver muy pronto a divertime con esta web.

    2. ¡Muchas gracias por tus comentarios!

      Un saludo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest