• Las cajas autoservicio en los comercios, ¿El futuro del retail?

    Las cajas autoservicio han sido implantadas, hace tiempo, en las grandes superficies con buena aceptación, aunque los pequeños comercios aún no se han aventurado a probarlas.

    Cajas autoservicio en los comercios

    El consumidor que las utiliza escanea el código de barras de los productos que vaya a adquirir, obtiene un ticket de compra y realiza el pago con tarjeta o bien en metálico. Puede llevarse las bolsas y envoltorios para transportar su compra, si así lo desea.

    Podemos destacar otros puntos a tener en cuenta del pago mediante cajas autoservicio como:

    1. Agiliza las ventas, sobre todo de compras de pocos artículos (donde más se utiliza), lo que beneficia tanto al comerciante como al consumidor

    2. Presenta una relación coste-rentabilidad bastante asequible.

    3. Al ser un sistema de autoservicio, el personal de tienda puede reutilizar ese tiempo para centrarse en otras tareas.

    4. Si no hay una limitación en cuanto al número de productos que pueden comprarse por este sistema, el teórico ahorro de tiempo puede traducirse en lentitud. Los compradores no tienen la destreza de los empleados en el manejo de artículos en caja.

    5. El robo de artículos puede ser un problema ya que el cliente puede desactivar la alarma pero no acabar de realizar el pago y llevárselos. Ahí el comercio podría plantearse implementar un código a cada producto para que, una vez pagado, sea verificado por el sistema de alarmas de la puerta. Esto supondría un coste añadido de inversión.

    6. Si la empresa no gestiona bien su política de personal, supondría un aumento de despidos.

    7. Hay una merma en el trato con el cliente que caracteriza al pequeño comercio. Es un valor en sí mismo y podría suponer la reducción de otros derivados, como las compras de último minuto en las que los empleados de caja son esenciales.

    Inditex implantó, en febrero, su primera caja autoservicio en su tienda Zara del centro comercial Marineda City (A Coruña). La caja dispone de un lector de código de barras y un dispositivo para quitar la alarma de la prenda que el consumidor adquiera, en este caso, solo mediante tarjeta bancaria. Es una iniciativa con la que el grupo empresarial busca aumentar las facilidades para sus compradores, aunque está en fase experimental, aún. Otra de las últimas acciones del gigante de Arteixo fue introducir las etiquetas RFID de seguimiento de producto, de las que ya os hablamos en otro post.

    Otro sistema de caja autoservicio es el que desarrolló Apple para algunas de sus Apple Stores. Se trata de la aplicación EasyPay con la que el comprador puede escanear el código de barras de los accesorios de la marca, tener acceso a valoraciones y reseñas sobre ellos, para luego efectuar el pago introduciendo el ID de Apple del usuario y el código de verificación de la tarjeta bancaria que tenga asociada a la cuenta de iTunes.

    Este sistema está implantado, por ejemplo, en la tienda barcelonesa del Paseo de Gracia y permite, también, reservar cita en el servicio de asistencia técnica de las tiendas Apple, el Genius Bar. En caso de que el comprador quiera una bolsa, le enseña a uno de los empleados de tienda el recibo de la transacción, la obtiene y ya puede irse. Sin más esperas, algo a tener en cuenta por lo concurridas que suelen ser las Apple Stores.

    Este sistema EasyPay también tiene sus fallas como demostró el ex jugador de la NBA Rex Chapman que, en 2014, sustrajo de las tiendas Apple material por valor de 14.270 dólares cuando supuestamente utilizaba la aplicación.

    El debate está abierto, ¿Qué opináis?, ¿desaparecerá el empleo de cajero?.

    Conócenos
  • 0 NO HAY COMENTARIOS

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest