• El turismo de compras en el pequeño comercio

    El turismo de compras en el pequeño comercio es un tema importante y por ello le dedicamos el post de hoy.

    Turismo-de-compras-en-el-pequeño-comercio

    En nuestro país, según refleja el Plan de Turismo de Compras 2012-2015 (realizado por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo), el comercio minorista venía a constituir el 5,3% del PIB (en cifras de 2011). Según los datos del INE, en septiembre de 2014, las ventas subieron un 1,1% respecto al mismo mes del año anterior. A este aumento de ingresos también contribuyen las compras realizadas por los turistas.

    La declaración de Zonas de Gran Afluencia Turística (ZGAT) en nuestro país ha ayudado a potenciar el comercio de 530 municipios. Es significativo que dejando a un lado a las comunidades autónomas más típicamente turísticas, otras que tienen ciudades con esas zonas hayan visto crecer sus ventas interanuales. En los 9 primeros meses del año, ha sido el caso de Cantabria (+1,4%), País Vasco (+1%) o la Región de Murcia (+0,6%).

    El Plan refleja que alrededor de un 40% de encuestados que viajaron fuera de sus países por ocio apuntaron el shopping como una de las actividades realizadas. Es necesario que como comerciantes sepáis distinguir entre el consumidor en tránsito y el que lo es en destino. En el primer caso, la compra se produce en el trayecto y tiene que ser rápida puesto que el turista tiene el tiempo limitado en lo que espera a su transporte. Es conveniente que el vendedor ubique muy bien el producto, de forma que capte su atención porque la adquisición es impulsiva y debe resultar entretenida.

    El segundo tipo de compra que puede efectuar un turista es cuando está en su destino, más relajado y con tiempo. El tipo de adquisición es diferencial porque el consumidor busca artículos que en su país no encuentra. El precio no es una prioridad, es más una compra de placer y para obtener una experiencia al adentrarse en la cultura del lugar que visita.

    Creemos que pueden ayudar a vuestro comercio, en el trato con los turistas, algunas de las medidas reflejadas en el Plan de Turismo que os hemos mencionado. Es determinante mostrar a vuestros clientes que os importan y para ello manejar otros idiomas será esencial. Eso les hará sentirse más acogidos en un país que no es el suyo y, con ello, más receptivos. El inglés es imprescindible, mientras que el chino y el ruso son lenguas de nacionalidades con gran presencia turística en nuestro país. El francés también sería útil que lo manejarais por la gran afluencia de consumidores galos que cruzan nuestras fronteras.

    El acercamiento con los compradores extranjeros también pasa por conocer sus culturas para que se sientan integrados. La opción de elaborar una estrategia de marketing y comunicación para salir en medios de otros países con muchos turistas es muy útil. Lo que también conlleva campañas en redes sociales, que pueden incluir descuentos en compras durante el viaje. Es bueno que diseñéis ofertas comerciales adaptadas que, incluso, integren experiencias turísticas.

    En conclusión, las compras realizadas por viajeros extranjeros son un gran escaparate no solo para un comercio, también para el país en el que se ubica. Os aconsejamos que meditéis bien la estrategia a seguir para darles una experiencia de compra única.

    Fuente imagen: flickr.com 

    Conócenos
  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest