• Facing retail: qué es y cómo aplicarlo en tu tienda

    ¿Quieres que tu comercio se vea mucho más lleno y sobre todo, ordenado? Gracias a la técnica del facing puedes conseguir estos resultados. Tener bien definido el facing en el retail es muy importante. Muchos comerciales suelen ordenar la mercancía en los estantes sin seguir ningún tipo de criterio y esto es un error bastante grave, ya que al colocar los productos al azar no se generará ningún beneficio al comercio. 

    Que es facing

    En primer lugar, vamos a explicar lo significa la palabra “facing”. Se define como el número de caras de un mismo producto necesarias para que éste sea visualizado por el comprador. 

    Es una estrategia de marketing, cuyo objetivo es dar visibilidad al producto dentro del establecimiento.

    ¿Qué factores influyen en la obtención de facing retail?

    Pues bien, para conseguir un facing óptimo hay que tener en cuenta lo siguiente:

    1. La rapidez de circulación de los consumidores
    2. La medida del envase producto.
    3. Las características del establecimiento 
    4. El número de unidades de compra por cliente
    5. El día de mayor venta en la semana

    Por otro lado, hay que tener en consideración que el facing es un método mediante el cual, se coordina la posición en los lineales de los artículos. Del mismo modo, se utiliza para que un negocio parezca más ordenado y lleno. Es la forma por medio de la cual se administran el “número de caras” de un artículo que se expone.  

    ¿Cómo se puede llevar a cabo la presentación de los productos en el lineal?

    En primer lugar, antes de realizar la presentación de los productos en el lineal, hay que conocer los niveles lineales que existen. ¿Cuáles son? Te lo contamos a continuación:

    1. El nivel superior, en este nivel los productos situados se venden muy poco y se utiliza con frecuencia para productos de venta muy selectiva. Por ejemplo, artículos de primera calidad o especializados, que se sabe que los clientes harán el esfuerzo de cogerlos. 
    2. El nivel de los ojos y el de las manos, hay que destacar que son dos lugares preferentes de implantación. Los productos que quedan a nivel de los ojos, llamarán más la atención de los compradores y los que están a la altura de las manos, estarán más al alcance del cliente, es decir, que ambas localizaciones son muy buenas. 
    3. El nivel del suelo, la verdad es un lugar poco accesible y la mercancía expuesta a esta altura, tendrá menos facilidades de venta. Sin embargo, para otros tipos de comercios como por ejemplo la juguetería, se verá favorecido por esta ubicación a causa del público infantil. 

    Elección de los niveles en el lineal

    En el momento que se tenga claro el nivel donde se va a ubicar un familia de productos, se procede a realizar un reparto del lineal, es decir conceder un espacio a cada producto.

    Este reparto de lineal puede realizarse siguiendo varios criterios:

    – La rotación que tiene cada producto. Cuanta más rotación, más espacio de lineal. 

    – Dependiendo de las ventas por cada artículo. En este caso, los productos que más se vendan tendrán más espacio en el lineal. 

    – Distribuir el espacio según el beneficio que saquemos del producto, es decir, se reparte el espacio del lineal según el beneficio que cada producto aporta al establecimiento. 

    Para los productos que componen una misma familia, es decir qué contienen características similares el modo de presentarlos puede ser de diversas maneras. ¿Cuáles son? Te los detallamos a continuación:

    Exposición horizontal: la mercancía se coloca de manera horizontal en los distintos niveles de la góndola, es decir de forma paralela. Hay que destacar que este método se emplea mucho para destacar los productos en promoción. La ventajas que se obtiene son

    • Atrae la atención de los clientes, debido a que es un sistema creativo
    • Es muy fácil de instalar
    • La reposición de los productos es mucho más rápida. 

    Exposición vertical: en este caso las familias de productos de sitúan de arriba a abajo de forma vertical. Los beneficios que se obtiene al usar este tipo de colocación son los siguientes:

    • El cliente podrá realizar una rápida visualización de todos lo productos expuestos.
    • Ayuda a la empresa a definir las distintas familias de un producto.
    • El comprador podrá elegir entre varios tipos de artículos de la misma familia.
    • Aparte al emplear este tipo de exposición se rompe la monotonía, a causa de la variedad de tonos, formatos y diseño que se emplea por los diversos artículos presentados.

    Exposición mixta: este tipo de exposición se emplea para realizar una combinación de la exhibición horizontal y vertical. Habitualmente, se sitúa de manera vertical las marcas o tipos de productos; y de forma horizontal, teniendo en cuenta el tamaño, colores, etc.A causa de este método, las ventajas que se obtiene son: 

    • Se rompe la regularidad del recorrido, haciendo más entretenida la compra del cliente.
    • Llama la atención del visitante.
    • Del mismo modo, se suelen obtener mayores beneficios.

    Exposición en red: en este caso el modo de colocar los artículos es el siguiente: los productos más demandados o primeras marcas, se sitúan en la zona extrema de las góndolas. El objetivo es que el consumidor se fije en los extremos del mobiliario, ya que esa zona es que menos visualizaciones recibe.

    La organización del lineal se realiza de manera cuidadosa, es por ello que su preparación y adaptación es lenta.

    Exposición complementaria: trata de buscar artículos o productos complementarios y se ordena en una góndola, uno al lado del otro, estimulando a la compra de todos los productos.

    Para realizar este tipo de exposición de manera efectiva, se debe elegir los productos complementarios más solicitados y situarlos al lado de los menos demandados, para que los clientes puedan adquirirlos sin dificultad.

    Para poder establecer esta exposición, hay que conocer las preferencias y hábitos de compra de los consumidores. 

    Facing qué es

    En resumen, para realizar una correcta gestión del facing en el retail hay que tener claro lo que significa y cuáles son las estrategias a seguir para obtener resultados positivos. Además, te aconsejamos leer el post que escribimos anteriormente, sobre la colocación de los productos en el lineal para obtener más información sobre el tema.

    Esperemos que te haya gustado el post y que puedas emplearlo en tu comercio.

     

     

    Conócenos
  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest