• Las salas de espera de los probadores

    Artículo actualizado el 29 de abril de 2020.

    Las salas de espera de los probadores son un lugar esencial porque transmiten el cuidado que las tiendas ponen en las experiencias de compra que ofrecen.

    salas-de-espera-en-los-probadores

    Los probadores de un comercio pueden ser de muchos tipos, desde un pequeño mueble expositor que permite probar el producto durante el recorrido por la tienda, hasta un área aparte con una salita de espera, incluida o adyacente, para los potenciales clientes y sus acompañantes.

    En otro post os mencionábamos ejemplos originales de probadores y características básicas que debían reunir, como la amplitud y el estilo. Esto también deben encontrarlo vuestros clientes en las salas de espera que habilitéis ya que son espacios que tienen que invitar a estar, sin prisa. La gran mayoría de decisiones de compra se toman en un probador con lo que tanto su espacio como el que lo rodea tiene que fomentar la tranquilidad y una atmósfera única. Esto se consigue a partir de un estilo muy definido como el que dota la boutique de lencería Alma Bloom a la zona de probadores. Sensualidad y sofisticación gracias a los toques dorados, la suavidad de los tejidos decorativos y a la luz baja.

    iluminación-en-la-sala-de-espera

    La iluminación es esencial también en la sala de espera porque la decisión de compra, si el cliente va acompañado, es posible que la tome ahí y la luz puede resaltar una prenda o abortar la compra. La iluminación debe respetar los colores de las prendas para que el comprador no se lleve a engaños, compruebe en su casa que su adquisición era de otro tono y deje de confiar en vuestra marca.

    Alma Bloom recrea un espacio íntimo, separado del resto de la tienda, con mobiliario como pequeños sillones donde los acompañantes pueden relajarse degustando una copa de cava. Otro detalle que la firma proporciona a sus usuarios para hacerlos sentir cuidados y que vuelvan.

    sala-de-espera-con-aperitivo

    Precisamente, podéis contar con el recurso de la bebida en la sala de espera para probadores, entre otros, también si vuestros clientes tienen que esperar por un retraso en vuestra actividad. Si vuestro comercio funciona con citas horarias, como en un establecimiento de tratamientos faciales o una tienda de novias, en la sala de espera para probadores deberéis compensar a vuestros consumidores ese retraso con un tentempié, revistas, el testeo de productos y/o una pantalla donde vean los tratamientos o las prendas que los han llevado hasta allí. Por tanto, la buena gestión del tiempo de los clientes que haga vuestro comercio será esencial para que sigan siéndolo.

    Podéis sacar provecho de la sala de espera para probadores convirtiéndola, efectivamente, en una happening area, es decir, un lugar donde pasan cosas. Si tenéis una tienda de ropa infantil, por ejemplo, y los probadores están ocupados en la sala podéis poner material de papelería como para pintar, juguetes o libros, y ofrecerles una experiencia extra. Incluso, podéis utilizar materiales de otras firmas para enriquecer vuestra marca y el paso de vuestros clientes por la tienda.

    Fuente: www.fashionexport.net 

    Conócenos
  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest