• El neuromarketing en el retail

    El mundo evoluciona y el sector del retail también. Los comercios buscan ofrecer un producto de calidad y mejorar la experiencia de compra de sus consumidores, para lo que necesitan conocerlos y utilizar técnicas de ventas actualizadas. Por ello, el post de hoy lo centramos en cómo aplicar el neuromarketing en el retail.

    neuromarketing en el retail

    Fuente imagen

    Técnicas comerciales que apelan a los sentidos, a esa información que las neuronas transportan dicho llanamente sobre lo que percibimos. La tendencia del retail es tener un conocimiento más profundo de sus clientes, saber qué los motiva y emociona adecuando, así, los productos y el establecimiento a sus gustos. Las fragancias, los colores utilizados, la posibilidad de tocar el género e interaccionar con él; la música de fondo. Todo suma para ganar clientes y fidelizarlos.

    En todo proceso de compra se mezclan los niveles en los que las personas nos movemos: emocional, instintivo y racional. Los retailers a través del neuromarketing crean vínculos entre su firma y los consumidores para que haya una identificación, para crearles una necesidad. A través de la emoción-bien canalizada por el merchandising de seducción-se activa un instinto, el de “quiero esto”, y la parte racional sopesa las variables para poder comprarlo.

    Lo que le interesa al retailer es convertir cada vínculo emocional que dirige a sus visitantes en acciones cuantificables a través de las que medir el éxito o fracaso y, por tanto, el grado de satisfacción y engagement que provocan. El retailer debe hacer consciente esa información que el consumidor maneja inconscientemente para decidir comprar: sus hábitos, lo que lo emociona, aquello que lo convierte en especial, ese producto cuyo uso le supone una experiencia única, etc.

    El neuromarketing sobrevuela por cada elemento de una tienda para asociar a la firma con algo único y positivo: la ubicación, el escaparate y la fachada, la accesibilidad, el aroma corporativo, la amabilidad de los dependientes, una iluminación atractiva, un espacio cómodo, el color de los probadores, etc. Todo suma.

    Según publica la web Smart Retail, un producto con un acabado aterciopelado tiene 70% más de probabilidades de ser adquirido por la sensación de satisfacción que su tacto produce a los consumidores. El estudio, desarrollado por la empresa Brain House Institute, demuestra la importancia de desarrollar una estrategia bien medida de neuromarketing para el retailer, de cara a obtener un mayor beneficio y afianzar su posición en el mercado.

    Conócenos
  • 0 NO HAY COMENTARIOS

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest